Salvador (Puig Antich): reseña de la peli

puig_6_cSalvador (Puig Antich) es una película estrenada en 2006 y dirigida por Manuel Huerga con Daniel Brühl (Goodbye Lenin, 2003, Inglorious Basterds, 2009) como protagonista. Cuenta la verdadera historia, aunque ficticia, de la captura, encarcelamiento y ejecución del joven Salvador Puig Antich a principios de los años setenta en la España gobernada por el dictador Francisco Franco. De paso, la película también cuenta la situación política de la época a pesar de que no profundice demasiado en los aspectos más controvertidos. La película ganó solamente un Goya como mejor guión no original (está basado en un libro de Francesc Escribano) en un año en el que hubo una feroz competencia debido a Volver de Almodóvar y al colosal ibérico Alatriste de Agustín Díaz Yanes con Viggo Mortensen protagonista.

¿Se habría merecido más esta Salvador? Hay que decir que sin duda es un trabajo impactante y se basa en una historia real muy fuerte, un reparto excepcional lleno de caras famosas del cine español y una muy buena banda sonora firmada por el buen músico catalán Lluís Llach y enriquecida con el uso de canciones como Locomotive Breath de Jethro Tull, Starless de King Crimson e In a Gadda da Vida de Iron Butterfly en algunas escenas de la película. ¡También he llorado un montón al final, no hace falta ocultarlo! Por otro lado, este parece ser el objetivo principal del director, dado que dedica la mayor parte de las imágenes a las relaciones de Salvador con su familia, con el amable guardia de la prisión Jesús interpretado por el excelente Leonardo Sbaraglia (fantástico también en Relatos salvajes de 2014), y con su abogado Oriol Arau (Tristán Ulloa, visto en otra película “comprometida” como El lápiz del carpintero de 2002).

Todas son relaciones interpersonales emocionales muy profundas y, por lo tanto, dada la naturaleza trágica de los eventos, extremadamente tristes. ¿Hay algo malo en eso? No, absolutamente no, excepto que el personaje de Sbaraglia es ciertamente demasiado exagerado: es difícil creer en la existencia de un guardia de prisión tan bueno, que juega a baloncesto y al ajedrez con el preso político más pesado de toda la prisión, e incluso llega a mandar al carajo a Franco durante la ejecución de la sentencia de muerte frente a todos sus colegas y a un gran grupo de exponentes de la brigada político-social, la Gestapo de la época. No, lo siento, pero no me lo creo mínimamente, aunque entiendo que la tentación de tener un personaje para maximizar la emotividad de las escenas finales fue demasiado grande para que el director no lo hiciera. De hecho, esto es lo que menos ha funcionado conmigo, ya que inmediatamente me hizo dudar del realismo de esta escena. ¡Pero qiuzá sea un problema solamente mío y con otros espectadores haya funcionado!

En cualquier caso, con todo esto no quiero decir que la película olvidó mostrar lo que sucedía en esos años a nivel social y político: se ve la lucha armada del MIL (Movimiento Ibérico de Liberación) a la que Puig pertenecía tanto en sus acciones más violentas como en sus reuniones con discusiones muy acaloradas sobre la necesidad de la lucha armada. Nada particularmente sorprendente para un italiano como yo, desafortunadamente acostumbrado a escenarios similares en Italia en esos años. Naturalmente entra en la trama el ataque de ETA contra Carrero Blanco que será tan importante en la sentencia de muerte del joven catalán.

Pero… todo eso permanece demasiado en el fondo. Esta sentencia de muerte marcó el comienzo del fin del régimen franquista que demostró todo su atraso garrotando a Salvador (y a otro condenado a muerte, el polaco Heinz Chez) en un año en que España estaba contratando su entrada en el mercado único europeo. El propio Salvador en prisión parece ser completamente apolítico, lo cual es un poco extraño dada su larga historia de anarquista militante, a pesar de su corta edad (fue ejecutado cuando solo tenía 25 años).

En cualquier caso, creo que es una película digna de ser vista porque es útil contar historias como esta, aunque sean tristes y trágicas. Y una película así demuestra que hay gran necesidad de denunciar la brutalidad de un régimen fascista violento como el franquismo en la España de hoy (después de todo, esta película se estrenó hace relativamente poco) dado que las leyes de la transición democrática han sacrificado la búsqueda de la verdad para facilitar un retorno a la normalidad después de la dictadura (ver también el excelente documental El silencio de otros sobre el cual escribí aquí en el blog hace unos meses). Las buenas intenciones de la película también me hicieron soportar una fotografía digital muy fuerte que, aunque entiendo la intención de dar a la peli un aspecto más “setenta”, no me gustó para nada. Ciao!


Enlaces adicionales:


3 risposte a "Salvador (Puig Antich): reseña de la peli"

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...